Menu

Carpaccio de ternera eco con helado de foie, piñones y gelatina de vino dulce

17 - 08 - 2018

Hace años admirábamos el sabor y la textura de la carne procedente de ganaderos que en su pequeña granja criaban unos pocos animales que veíamos pastar en su propiedad, alimentándose de una forma natural y con poco suplemento de piensos. Eso ha sido así desde siempre, pero alimentar a millones de personas, supone que la producción de carne sea intensiva, con un componente industrial y una carne más o menos correcta.

La filosofía del pequeño ganadero, ha ganado terreno en la preferencia de muchos consumidores, quienes demandan una carne de animales autóctonos criados en granjas de poca densidad de ganado. Esta demanda ha favorecido la dinamización de la ganadería eco, con un código de crianza basado en el máximo respeto al ciclo natural de los animales. Hasta los ocho meses se alimentan de la leche materna, después, pastando y consumiendo los recursos naturales del campo para conseguir el objetivo del bienestar del animal, que en ningún momento ingiere piensos con transgénicos y en su control de enfermedades los medicamentos están basados en plantas, homeopatía y terapias alternativas, consiguiendo que su carne esté libre de hormonas, restos de antibióticos y anabolizantes.

Estas carnes ecológicas siguen su proceso selectivo en las salas de despiece y envasado, manipuladas en zonas exclusivas en las que no estén presentes carnes de crianza industrial. Gracias a la dedicación de estos ganaderos, podemos encontrar en los comercios carnes que nos recordarán los sabores de aquel ganadero del pueblo y la imagen bucólica de sus pocas vacas pastando al sol.

Ingredientes:
500gr de redondo de ternera eco
100gr de piñones
40gr azúcar
80gr agua mineral
300ml de vino dulce tipo Málaga
2 hojas de gelatina
120ml de helado de foie
Micro hierbas
Sal, pimienta
Aceite de oliva

Elaboración:

Pulir el redondo de ternera y hacer 2 rulos con papel de cocina. Congelar.

Cuando este congelado cortamos en rodajas con la corta fiambres y colocamos en un plato. Filmar y reservar en nevera.

Piñones:

Colocamos los piñones, el azúcar y el agua en un cazo. Cocinar hasta que estén garrapiñados. Reservar sobre papel de horno. reservar

Gelatina vino:

Hervir una parte del vino. Añadir la gelatina y mezclar con la otra parte del vino. Dejar enfriar y romper con varillas antes de usar.

Al pase salpimentar el carpaccio y pintar con aceite de oliva. Añadir encima la gelatina de vino, los piñones y el helado de foie.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =