Menu

Dado de chocolate con avellanas

02 - 04 - 2015

Determinados placeres no son pecado y sí un capricho para el paladar. El chocolate es uno de ellos y como todos sabemos, no podemos sucumbir a su ingesta. Para certificar las leyendas alrededor del chocolate y que muchos imaginaban, recientes estudios de la Universidad de Columbia (Nueva York) han demostrado que su consumo estimula una zona del cerebro asociada a la memoria. Al recibir ésta más riego sanguíneo y más nutrientes, se registra una mayor actividad metabólica que predispone al proceso de memorización.

Poco sabían de todo ello, aunque utilizaban las semillas de cacao como monedas de cambio, los mayas y después los aztecas, que aprendieron su cultivo de los primeros y denominaron «cacahuat» al cacao y «xoxolatl» a la bebida que obtenían de sus frutos y que cuyo consumo destacaban como reconstituyente. Cuando Hernán Cortés pasó por allí para hacer de las suyas, pagaba a sus soldados con cacao y contribuyó a que se introdujera en Europa.

Una vez se consiguió eliminar el amargor del chocolate, mezclado con azúcar y otros productos edulcorantes, se convirtió en una bebida popular que se disparó en el siglo XIX cuando se desarrolló la industria chocolatera, que empezó a utilizar técnicas de tostado y triturado que optimizaron su conservación y dieron paso a la creación de las tabletas de chocolate. Los culpables fueron los suizos, Rudolf Lindt, Daniel Peter y Henry Nestlé, quienes endulzaron y propiciaron el chocolate con leche, con las fórmulas que contienen el chocolate que consumimos actualmente.

Para emular a mayas y aztecas y beneficiarnos de su propiedad estimulante de la memoria y otras cosas, vamos a preparar un plato con el que daremos mucho juego al cierre de nuestra comida.
Ingredientes:

Base dado chocolate y avellanas
500 grs nata
500 grs mantequilla
20 grs sal
150 grs azúcar
1050 grs amasa avellana
2 kg cobertura con leche
1 kg avellana trozo
Ponemos al baño maría el chocolate y la mantequilla para que se funden a fuego lento.
Calentamos la nata con la sal, el azúcar y la pasta de avellanas.
Mezclamos las dos elaboraciones y añadimos las avellanas a trozos.
Las colocamos en una bandeja con un molde para crear la base. Dejamos enfriar 12 horas.

Crema de chocolate
1800 ml nata
750 ml leche
525 ml herrumbre
2875 grs de cobertura con leche
Ponemos el chocolate al baño maría. Hacemos una crema inglesa con el resto de ingredientes y lo añadimos a la cobertura. Incorporamos y lo ponemos sobre la base de avellanas. Dejamos enfriar 12 horas.

Baño de cacao
20 grs cacao
125 grs almíbar
60 grs chocolate 70%
Mezclamos todos los ingredientes al fuego y ponemos sobre el cremoso. Dejamos enfriar.

Presentación:
Cortamos un dado de chocolate y lo servimos con un poco de frutos rojos, arena de cacao, helado de chocolate y un punto de azúcar isomalt.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − seis =