Menu

Mi experiencia en Diverxo: Un estilo único de creatividad

13 - 04 - 2017

Aquellos que me conocéis, sabéis que cuando el tiempo entre servicio y servicio me lo permite, que nunca resulta fácil, me gusta disfrutar de una escapada gastronómica. Normalmente suele ser cerca de Barcelona, ciudad en la que resido, aunque puntualmente estas escapadas comportan pasar más tiempo en un avión que disfrutando de la comida de un restaurante. Locura que pretende conocer las propuestas gastronómicas de uno de esos chefs que están sonando en el mundo.

La última escapada no fue a un lugar lejano, el viaje, en esta ocasión acompañado de mi mujer, nos llevó al Diverxo de David Muñoz. Aunque invertimos los tiempos y realizamos un recorrido corto con una larga presencia en el restaurante.

Sin duda alguna David es ahora mismo el chef más mediático de España, ya sea por su atrevido restaurante, por la popularidad de sus apariciones televisivas o por su conocida pareja. De su programa de televisión no voy a comentar nada, que cada uno piense lo que quiera y ya he oído opiniones diferenciadas. De Diverxo tampoco voy a hacer ninguna crítica gastronómica al uso, ya que no es mi caso juzgar la propuesta gastronómica de nadie en este blog, pero sí reflejar las impresiones de esta visita como cocinero.

David se está creando una imagen dónde quizás para algunos, pasa desapercibida su gran acertada capacidad de creación, y matizo, acertada porque sus propuestas gastronómicas son excelentes. Sin lugar a dudas es el restaurante que más me ha sorprendido en los últimos tiempos. No hablo del humo creado por el efecto nitrógeno que puede aparecer en las mesas, hablo de la calidad de los platos, cocciones, texturas y, sobre todo, del buen rollo que ha conseguido transmitir en su local. David aparece en televisión como un tipo desenfadado, exigente, meticuloso y a la vez, con una relación afectiva y cordial con sus compañeros. Eso es lo que viví en Diverxo.

Los famosos lienzos que David crea (un lienzo es un plato muy grande como si fuese un cuadro en el que David “pinta” sus obras), son en cada una de ellos un bocado sensacional. De un menú degustación de 27 platos, lógicamente hay de todo. Lo que te enamora, lo que no te entusiasma y lo que no repetirías, pero en esta ocasión el enamoramiento fue la norma predominante.

Disfrutando con un equipo de sala que rebosó de la amabilidad y del buen rollo que antes comentada, por todos los integrantes del equipo y por todos los lados posibles, haciendo que nuestra estancia allí fuese de diez.

David también creó Stretxo, un local con una clara apuesta callejera, inspirada en los muchos viajes que ha realizado por el mundo, analizando y seleccionando opciones culinarias que su creatividad reinterpreta en los platos que propone. Aquí te puede servir sus lienzos en platos de papel en lugar de los platos espectaculares de Diverxo. Estilos distintos, pero cocinas muy pensadas en ambos casos.

Después viene lo divertido cuando comentas la experiencia y, como siempre, aparece el “listo” que te comenta: “¿pagar una pasta para comer en un plato de papel?. Pues ¡vaya tela!”.

Una vez más, hablar por hablar y de lo que se desconoce. La gente mezcla cosas. Ve un plato de Streetxo y se cree que es Diverxo. Que el cocinero de la tele y tal y cual. Estos son los mismos que dicen que en el Bulli se pasaba hambre, o que en los menús degustación las raciones eran tan pequeñas que después tenías que ir a comer un bocata.

Realmente estoy harto de este tipo de gente que juzga el trabajo de los cocineros sin conocer lo que se cuece en estos locales. Entiendo que no les interese el tema, pero de ahí a hablar mal de estas cosas me parece triste.

En fin, Daviz, como él se identifica, BRAVO, BRAVO, Y BRAVO, eres un pedazo de cocinero. Dices que cocinar bien es fácil y que lo que cuesta es crear. Has conseguido crear un estilo único. Gustará o no ese estilo, pero obsequias con una cocina muy pensada, estudiada y meticulosa. Por algo tienes tres estrellas Michelin.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − Once =