Menu

Pizza de tomate, anchoa, pesto y parmesano

18 - 01 - 2019

Cuando los egipcios empezaron a utilizar la levadura para la elaboración de un símil del pan que conocemos en la actualidad, no fueron conscientes de que este ingrediente iría mucho más allá de aquella forma de sol cocida con harina, agua y miel. Pasaron los años y los intercambios culturales alrededor de una masa de pan, dieron origen a uno de los fenómenos gastronómicos más universales: la pizza.

Su historia está plagada de controversias y a los italianos, expertos en amplificar las expectativas de sus cosas, les encanta que por todo el mundo sus productos posean un aurea misterioso/imaginativa deseable y en cuestiones gastronómicas, vendiendo influencias de la cocina de la mamma, proyectando una esencia tradicional que aporte valor a los platos.

A todos nos gusta la pizza, viajamos a cualquier lugar del mundo y encontramos un establecimiento que se parece al que tenemos al doblar la esquina de nuestro domicilio, muy popular en cualquier país y recurso gastronómico habitual. Por aquí, con rótulos de  restaurantes en los que se destaca que los propietarios son de Nápoles, lugar reivindicativo del origen de la pizza perfecta, hablando en italiano e interrelacionándose entre ellos como si estuvieran en su país, vaya, para dar ambiente haciéndonos pensar que estamos en La Notizia, de pizzaiolo Enzo Coccia, considerada como uno de los mejores establecimientos de la ciudad y el primero que recomendó la Guia Michelin por los ingredientes y tiempos de cocción de sus pizzas.

Y cómo no, disfrutarla en casa comprando una base que decoraremos con los ingredientes que más nos apetecen. También, con la sugerencia que os realizo, convirtiendo una pizza en un snack que sorprenderá por su originalidad, no como el muy habitual recurso para hoy fútbol, hoy pizza.

Ingredientes:
Parmesano 400gr
Anchoa 6 filets
Salsa pesto 100ml (espessa)
Tomate semi seco 100gr

Elaboración:

Parmesano:

Rallamos el queso y horneamos entre 2 bandejas de horno para que quede plano dándole la forma deseada. Dejar enfriar y reservar.

Anchoa:

Cortar en trozos y reservar.

Tomate:

Escaldar los tomates y pelar. Retirar las semillas y cortar en 1/8. Condimentar con sal, pimienta y azúcar. Dejar reposar 30 minutos tapado a temperatura ambiente.

Colocar en bandeja de horno con agujero y semi secar en horno a 85º hasta que adquieran el punto deseado. Conservar en aceite de oliva.

Al servicio, utilizar una galleta de queso y encima colocar los ingredientes con sutileza.

¡Avisar al comensal de que esta pizza es muy frágil!.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 10 =