Menu

Sopa de espárragos blancos con huevo poche, panceta y trufa

16 - 09 - 2016

Los propietarios de establecimientos de ropa, se alteran cuando bien entrado el mes de septiembre el flujo de ventas es escaso. El principal motivo es por un calor que se resiste a abandonarnos y provoca que las altas temperaturas no nos animen a visitar sus tiendas. Hasta que las chancletas no desaparecen de nuestros pies, no interpretamos que las temperaturas otoñales nos rondan y para satisfacción de esos propietarios es cuando empezamos a escoger la ropa de la nueva temporada.

Lo mismo ocurre en nuestra cocina cuando decidimos el plato que vamos a preparar. En temporada estival nos ceñimos a los platos ligeros y frescos y, de repente, con la primera bajada de temperaturas, si hasta el día anterior no pensábamos ni por asomo en tomar un plato caliente, de repente, el frescor ambiental provoca que nos digamos “me apetece tomar una sopa”. Somos así porque esto del calentamiento global nos lleva de cabeza, engañándola con su empecinamiento en alargar la presencia de temperaturas más elevadas de lo habitual.

Para preparar ese acontecimiento, ahora que en breve por fin entrará el otoño retrasado, ¿qué tal empezar a pensar en una sopa de espárragos?, ¿y si además la acompañamos con huevo poché, panceta y trufa?.

Os lo pongo muy fácil con esta receta.

Ingredientes:

12 espárragos blancos
400gr de careta de cerdo
4 huevos de corral
Sal y pimienta
Aceite de Oliva
Trufa melanosporum

Elaboración:

Cocción papada:

Colocar la papada en agua y hielo durante 30 minutos para que pierda la sangre. Envasar junto con sal, pimienta, laurel y aceite de oliva. Cocinar 12h a 80º. Enfriar, cortar en dados y reservar.

Huevos:

Cocinar en roner a 63º durante 35 minutos. Reservar.

Crema espárragos:

Cocinar los espárragos en agua, sal y pizca de azúcar. Guardar las puntas y triturar los tallos con su agua de cocción. Llevar a textura y condimentar.

Marcamos la papada en la plancha.

Colocamos en el plato la sopa de espárragos, el huevo, los dados de papada y por último rallamos la trufa melanosporum.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =