Menu

¡Vaya par de bichos!

07 - 06 - 2014


Fue bastante sonada la emisión de un programa de Televisión Española en el que dos grandísimos referentes de la cocina, Arzak y Adrià, de los que no cabe añadir nada más, estaban apoyados en la barra de un bar sumergidos en un debate estéril, con punto de confrontación y choque cantábro/mediterráno sobre sus consideraciones culinarias.

Con un “Ponme un poquito de chacolí y a mí una cerveza” se consigue el único momento de tregua en una acelerada conversación en la que se manifiesta una mezcla continua de productos, pasando de la gamba a la anchoa, de la anchoa al pescado, del pescado a la gamba, la paella con cebolla o sin ella, carne reposada o poco, cocinar con espinas o sin ellas, sal al principio o al final…, quedándonos con la impresión de que no están de acuerdo en nada y todo ello dialogando a toda velocidad.

Y para pasar del tema, el “cada bicho es diferente” de Ferràn Adrià como queriendo sacar pelotas fuera y no aceptar las palabras de Arzak, quien responde con un castizo “eres un cabezón”. Si ellos no se ponen de acuerdo… ¿quién tiene la definición correcta?

Pero en ser referentes de la alta cocina, en eso sí estamos todos de acuerdo, aunque cada uno con lo suyo.

De hecho, aunque parezca una acalorada discusión, no lo es tanto porque lo suyo viene de lejos ya que un día sí se pusieron de acuerdo y fueron coautores del libro de recetas “Celebrar el milenio con Arzak-Adrià”, al que colocaron un subtítulo muy en la línea de los dos, 2000-2001, y declarando que “La colaboración entre cocineros no suele ser frecuente; normalmente existe una sana competencia que en la mayor parte de los casos aconseja a cada cual actuar en solitario. En este caso, decidimos dejar de lado cualquier prejuicio profesional”.

Sus estilos en la cocina pugnan en el caso del programa en una lid, que al final no es ni para el uno ni para el otro.

Cosas de genios.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 13 =